Las grandes empresas energéticas pierden más de un millón de clientes en tres años

La pérdida de clientes por las grandes empresas eléctricas (Endesa, Iberdrola y Naturgy) es una tendencia observada hace algunos años. Sin embargo, la disminución parece haber sido exacerbada por la pandemia de Covid, hasta el punto de más de un millón de clientes de estas empresas (específicamente, 1.1 mil millones) han cambiado de proveedor en los últimos tres años, según datos de la CNMC del tercer trimestre de 2018 y facilitados por las empresas a 30 de septiembre de 2021.

La situación es especialmente grave en el caso de Endesa, que perdió 786,535 contratos en ese momento, 7,5%, tanto en el mercado libre como en el regulado. Esta evolución hizo, por primera vez, Iberdrola avanzó a grandes alturas en el mercado español, por tanto, aunque su base de clientes también ha sufrido, la caída fue menor, con un descenso de 168.514, un 1,7% menos en tres años (ver gráfico).

Al tratarse de una pérdida neta (la reubicación de usuarios de sus operadores regulados al mercado libre, o viceversa, no compensó el sangrado), los suministros perdidos se destinaron directamente a incrementar las carteras de operadores independientes en el mercado liberalizado. Repsol, Cide, Fenie, Audax, Holaluz, Aldro y otro. La CNMC registró un total de 288 minoristas de electricidad a fines de 2020.

De esta forma, Endesa e Iberdrola se salieron con la suya la mítica barrera de los 10 millones clientes cada uno: el primero pasó de 10.523 millones en 2018 a 9.736 millones en ese momento y el segundo de 10.120 millones a 9.951 millones en el mismo período. La caída se da tanto en sus clientes de libre mercado (como regulados), aunque en este caso muchos han logrado migrar a la filial de libre mercado del mismo grupo.

Aunque la CNMC no aporta datos recientes sobre el mercado minorista de electricidad, que pueden mostrar el comportamiento de los consumidores ante la fuerte subida de precios en el mercado mayorista, que en muchos días supera los 200 euros MWh, que afecta directamente al mercado interior. precio regulado (denominado PVPC), Naturgy amplió su base de clientes en el mercado libre 4% entre agosto y finales de noviembre. La compañía lanzó dos tarifas, denominadas Compromisso, a 60 y 65 euros / MWh durante dos años.

Sin embargo, Naturgia, tercera del sector a cierta distancia de las dos primeras, también ha sufrido una pérdida neta de clientes del 4% desde 2018, hasta casi 165.000 entregas. Además, la energética perdió casi tres puntos de participación en el mercado libre entre 2018 y 2020, según la CNMC: del 13,1% al 10,3%.

Empresas independientes, como Repsol o Holaluz, se benefician de la pérdida de carteras de grandes empresas

En el caso de Endesa, el traspaso al cierre del tercer trimestre «no fue significativo», según un portavoz, quien añadió que «tendremos que esperar a que termine la acumulación en diciembre» para ver el efecto.

Según el último informe minorista anual de la CNMC para 2020, los cuatro principales grupos de la industria (incluido EDP) Ofrecido 78,6% del mercado libre, en comparación con el 86,5% tres años antes. Participación conquistada por empresas independientes, que pasó del 13,5% al ​​21,4% (de 2,4 millones a 4 millones de clientes). Datos que podrían haber cambiado en un año tan significativo como este, el segundo de la pandemia y con precios récord en cartera desde agosto pasado.

Aunque el mercado regulado de PVPC (que, por su parte, disfrutó de precios bajos en 2020 por la fuerte caída de la demanda de vertederos) se ha contraído a favor del libre mercado gracias a las campañas corporativas. El regulador informa que en los últimos meses se ha producido un cambio a regulado, ya que esto es lo que otorga derechos a los consumidores vulnerables. para recibir el bono social, un recorte en la cuenta del gobierno aumentó al 70% en algunos casos.

Según el último informe de intercambio de proveedores de la CNMC, los movimientos predominantes en 2020 fueron las transferencias al mercado libre desde el mercado cautivo (15,6%). En sentido contrario, 13,6%.

A pesar de las pérdidas de las grandes empresas, dado el tamaño del mercado eléctrico, con unos 30 millones de puntos de suministro, las antiguas empresas Unesa continuaron controlando a finales de 2020 los mencionados 78,6%: Iberdrola tenía una participación del 35%; Endesa, 28,4%, Naturgia, 10,3% y EDP España, 5%. Esta empresa vendió su base de clientes, algo más de 900.000 en luz, a los franceses energía total hace un año ahora.

Un mercado en el que es difícil competir

Gratis. Los operadores del mercado libre, tanto grupos tradicionales como independientes, están aprovechando la escalada de precios del pool al que se refiere el PVPC (10,9 millones de puntos de suministro o el 37% del total a finales de 2020) para probar la pesca en esa zona. Sin embargo, los autónomos no tienen mucho espacio para pujar ya que los precios también son elevados para ellos.

Repsol. Tras grandes empresas que siguen dominando el mercado a pesar de haber perdido más de un millón de clientes en tres años, Repsol ya está en el mercado. La posición de primer independiente viene dada por la cartera de clientes adquirida por Viesgo, la más pequeña de las eléctricas integradas. Según datos de la CNMC, la filial de electricidad y gas de Repsol tenía una cuota de mercado del 3,6% a finales de 2020 y contaba con unos 675.000 clientes.

Cuota. Entre los demás independientes destacaron Cide, Fenie, Audax, Holaluz, Aldro, Flip, Som Energía y Factor Energía. Sin embargo, las empresas independientes (más de 200) apenas superan una cuota de mercado combinada del 21%.

Source link