Hallan dos nuevas especies de hongos en espacios protegidos de Baleares


Josep Lleonard Siquier y Juan Carlos Salom, micólogos de amplia trayectoria en las Islas Baleares, recientemente se han publicado en la Rivista di Micologia de la Asociación Micológica de Bresadola (Italia) una nueva especie de hongo. Se trata de Pholiotina mediterránea, recolectada por ellos por primera vez en el Parque Natural de Mondragó, en 2004, en la zona de s’Amarador y reencuentro posteriormente en 2015 Comú de Baix, al Parc Natural de s’Albufera , así como en otras localidades de las islas de Ibiza y Formentera.

Los expertos explican que, “se trata de una seta esbelta, frágil, de pequeño tamaño, con láminas, de colores marrones y acaramelados, y pie largo y fibroso, provisto de un anillo persistente y estriado en la parte superior, esporas elipsoidales con poros germinativo evidente y pelos de la arista de las láminas y del pie, vistos al microscopio, con forma de botella con cuellos altos “. Además, los micólogos apuntan que “esta seta fructifica sobre musgos xerófilos, en comunidades vegetales mediterráneas, tanto a dunas consolidadas, como en “garrigues”.

La biología molecular ha sido determinante para identificarlos como especie nueva: se ha extraído el ADN de todas las muestras estudiadas para ordenarlo y compararlo con otras secuencias incluidas en el GenBank y, finalmente, se ha creado un árbol filogenético, que demuestra que todas las muestras recogidas se sitúan en el mismo clado y separadas de las otras especies de Pholiotina conocidas. De este modo, se ha concluido que estamos ante una nueva especie, aunque no descrita. De momento, se desconoce si es comestible, pero como se trata de una Pholiotina, lo más seguro es que sea bastante tóxica e incluso mortífera, si se consume en grandes cantidades.

Asimismo, Juan Carlos Salom, junto con los micólogos valencianos Rafael Mahiques y Isaac Garrido Benavent, el catalán Josep Ballarà y el francés Jean-Michael Bellanguer, este mes de abril, han publicado en la Revista Mycological Progress otra nueva especie de hongo .

Se trata de Cortinarius ortegae, encontrada por primera vez en 2008 en el encinar de Gabellí Petit, que forma parte del monumento natural de las Fonts Ufanes y dedicada en memoria del micólogo andaluz y amigo común Antonio Ortega, gran experto de este tipo de hongos.

Según Salom, “en este caso se trata de una seta robusta, de color pardo-ocrácea, con tintes anaranjados, láminas rosadas y lilas, pie corto con un bulbo basal evidente, presencia de cortina (propia de este tipo de setas) y esporas con forma de almendra, ornamentadas con verrugas. aunque es carnosa, lo más seguro es que, como se trata de una especie de Cortinarius, no sea comestible e incluso tóxica “.

Hasta día de hoy sólo se han encontrado en la finca de Gabellí Petit, en Mallorca, y el año 2015 en el Racó de les Pereres de Valencia, también en otro encinar, ya que se trata de un hongo que se asocia con las raíces de las encinas. En este sentido, Salom apunta que “al ser un Cortinarius de la sección Calochroi, también ha sido imprescindible realizar las pruebas de biología molecular comentadas anteriormente para poder discernir que se trataba de una nueva especie”.

Con el hallazgo de dos especies nuevas para la ciencia en tres espacios naturales protegidos de las Islas Baleares, se reivindica la importancia que tienen estos espacios como reservas de biodiversidad.

fuente:http: www.caib.es


Compartir en redes sociales
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.