En pocos minutos saldrán los vehículos para llevarlos a las prisiones de Estremera, ellos, y Alcalá Meco, ellas. Todos ya han estado.

  Si ayer el ministerio público tenía dudas sobre si pedir prisión o no, y estaban valorando el riesgo de huida, que Marta Rovira hoy no haya comparecido y que haya anunciado vía carta que se marchaba al exilio, les ha hecho decidir de golpe.
 Las acusaciones han pedido la prisión ante el riesgo de reiteración delictiva y riesgo grave de huida. Y Pablo Llarena argumenta lo mismo en el auto de prisión. El juez aprecia un grave riesgo de fuga y de reiteración delictivaen los procesados “derivado de la grave punición a la cual se enfrentan por su eventual responsabilidad penal por rebelión, en un momento en que las sospechas que se plasmaban al inicio del proceso son hoy indicios racionales y firmes de la posible perpetración de unos hechos que presentan una determinada consideración delictiva y de la participación que en ellos han podido tener los procesados”.

Los cinco procesados más Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, ya no saldrán hasta que se haga el juicio. Y lo más probable es que estén años en la prisión, si los condenan por rebelión, como ha fijado el magistrado en su escrito de procesamiento.

Llarena, con un escrito de escasas 10 páginas, encierra, por lo tanto, en la prisión a todos los procesados por rebelión a excepción de los cuatro que están en el exilio: Carles Puigdemont, Marta Rovira, Toni Comín y Clara Ponsatí. Dice que no se los cree y aprovecha para decir que Jordi Turull no puede asistir mañana a la segunda vuelta de la votación del pleno de su propia investidura.

Turull, Rull, Romeva, Forcadell y Bassa están procesados por rebelión. A algunos de ellos también los juzgarán por malversación. Este hecho, sumado a que se han presentado a las elecciones y que accedieron al acta de diputados da argumentos para el riesgo de la reiteración delictiva. El principal aval que ha utilizado hasta ahora Llarena para no dejar salir a los que están en la prisión: Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

+info: www.elnacional.cat